¿Cómo distinguir a los buenos de los malos líderes?

Muchas organizaciones sufren problemas de ineficacia para distinguir buenos de malos líderes, entonces no es raro encontrar en posiciones de liderazgo a personas que quizás no sean las más adecuadas para el puesto. Según Mike Myatt, el mundo real precisa pruebas reales y así detalla 15 modos de diferenciar a los buenos de los malos líderes. Sin orden de importancia:

1. La visión: Un líder que carece de visión no puede inspirar equipos, motivar buen rendimiento, o crear valor sostenible. El trabajo de un líder es para alinear la organización alrededor de una visión clara y alcanzable.-

2. La integridad y autocontrol: un líder que no tiene carácter o integridad no perdurará en el tiempo. No importa cuán inteligente, afable, persuasiva o experta sea una persona, si es propenso a racionalizar comportamiento ético en base a las necesidades actuales o futuras, será finalmente presa de su propia perdición.-

3. La eficacia: La falta de rendimiento es falta de liderazgo. Nadie es perfecto, pero el líder que falla sistemáticamente no es líder, no importa cuánta voluntad muestre. Si bien el rendimiento pasado no es siempre un indicador del futuro, una larga trayectoria de éxitos no se debe tomar a la ligera. Alguien cuenta con experiencias exitosas en roles de liderazgo tiene mayor posibilidad de éxito futuro. Las empresas inteligentes reconocen el potencial, pero premian a rendimiento.-

4. El conocimiento: El sabelotodo difícilmente es un buen líder. El mejor líder es consciente de cuanto no sabe. No tiene que ser la persona más inteligente en la habitación, pero sí tener el constante deseo de aprender de los demás. Un líder que no está predispuesto a crecer nunca puede conducir a una empresa en crecimiento. Una de las cualidades de los grandes líderes es su insaciable curiosidad.-

5. Las comunicaciones: En situaciones donde líderes se enojan con aquellos que no parecen entenderle, existe tanto un problema de liderazgo como de comunicación. Los grandes líderes pueden comunicarse con cualquier medio, entorno y destinatario.-

6. El servicio por encima: La abundancia de ego, orgullo y arrogancia no son características positivas de liderazgo. Si un líder no entiende el concepto de “servicio por encima de sí mismo” no obtendrá la confianza y lealtad de sus dependientes. Los líderes reales toman la culpa y reparten el crédito, no al revés.-

7. El amor: Es raro ver grandes liderazgos sin la presencia del amor. Si se examinan casos fallidos de liderazgos, de seguro encontraremos la falta de amor, un amor perdido, o un amor equivocado como causa contribuyente al fracaso, o como su causa principal. La empatía, la humildad y la bondad son señales de un fuerte liderazgo, no de debilidad.-

8. La flexibilidad: los mejores líderes son flexibles, entienden el poder y su necesidad de liderazgo contextual. Los líderes que aplican el “se hace como yo digo o te vas” generan una cultura fracturada e improductiva, en cambio los mejores líderes son los que pueden reconocer rápidamente la situación y adaptar sus métodos. Es mejor rendirse antes que controlar, también colaborar antes que dictar.-

9. El enfoque: El liderazgo es más sobre prioridad y menos sobre equilibrio. Los mejores y más exitosos líderes son implacables en su búsqueda por el enfoque y la atención a los detalles necesarios para aprovechar las ventajas y los recursos de manera agresiva y comprometida.-

10. El cambio constante: Las mejores organizaciones vencen a su competencia hacia el futuro, y los mejores líderes saben crear ese futuro. Los líderes satisfechos con el presente, o aquellos que tienden a estar más preocupados por la supervivencia que por el crecimiento, no sobreviven a largo plazo. Los mejores líderes se centran en el cambio y la innovación para mantener sus organizaciones frescas, dinámicas y en crecimiento. Los líderes que construyen un negocio estático se condenan a sí mismos al fracaso.-

11. La atención en los clientes: Los malos líderes son los que no sintonizan sus propias necesidades con las del mercado. Los líderes exitosos ponen al consumidor en el centro de sus iniciativas de planificación e innovación.-

12. Compromiso: Los líderes que no se comprometen completamente solo pueden llevar su liderazgo al fracaso. Los mejores líderes son los que apoyan a su equipo, construyen, dirigen, entrenan y cuidan a su equipo. Un líder que no se compromete con su equipo, pierde al equipo.-

13. La palabra “a”: Los líderes reales son responsables, no culpan a otros, no reclaman el crédito, pero siempre aceptan la responsabilidad de los fallos. Los líderes rinden cuentas “a” su equipo. Los líderes que no rinden cuentas a sus personas eventualmente serán considerados responsables por sus personas.-

14. La cultura: Al planificar en grupos o empresas, ignorar la importancia de la cultura provoca conflictos y fracasos. No hay que dejar desarrollar la cultura por sí sola, sino que es importante crearla desde un diseño. El primer paso en el diseño de una cultura es ser muy cuidadoso en quien es permitido ingresar al grupo. Entre las personas, sus rasgos, actitudes y ética de trabajo (o su falta) son de fácil contagio.-

15. El Coraje: El liderazgo falto de coraje es una farsa. El Coraje como valor real, no como arrogancia o fanfarronería. Se necesita coraje para irrumpir desde lo normal, desafiar el status-quo, buscar nuevas oportunidades, reducir las pérdidas, tomar las decisiones duras, escuchar más que hablar, reconocer los errores propios, perdonar las faltas ajenas, mantener el espíritu a pesar de las fallas, soportar por aquellos que no son capaces de hacerlo por sí mismos y aun así, permanecer fiel a los valores fundamentales. Coraje es tener la fuerza de convicción suficiente para hacer lo correcto cuando es más fácil hacer solo lo que está bien.-

En conclusión, la honestidad, el éxito, la excelencia en comunicación, el énfasis en el grupo, el enfoque y el accionar constante son algunos de los valores básicos que necesitan los buenos líderes. ¿Contamos con estas características?

Quedan abiertos los comentarios.-

CP Juan Cruz Obaid

Nota original en ingles: Forbes – 15 Ways To Identify Bad Leaders por Mike Myatt
Imagen: Napoleón cruzando los Alpes (1801) por Jacques-Louis David